Problemas serios del motor

Que los vehículos necesitan mantenimiento no es ningún secreto para nadie, solo así funcionarán en óptimas condiciones, tampoco lo es el hecho de que la mayor parte de los conductores no le prestan atención al tiempo recomendado por los fabricantes para hacerle los servicios, incluso algunos tienen alertas en los tableros y las desestiman.

Cuando eso ocurre, el resultado más seguro es una parada forzosa en el taller, donde después de hacer caso omiso a todas las señales que le dio el coche solo puede esperar a recibir malas noticias. Por eso es mejor tomar precauciones para no pasar por un mal momento, porque no es solo una simple avería del coche, puede ocasionarle un accidente.

Motor fundido

Es una de las peores cosas que le puede pasar a su vehículo, y no es que su motor se vaya a fundir como queso y parezca una masa deforme de hierro, no. Se trata de que el daño se generaliza, es decir, que la totalidad de las piezas que lo conforman se han dañado al 100 %, de esa forma no hay manera de que su coche funcione.

Un motor puede llegar a fundirse por diferentes factores, como no hacer los cambios de aceite y demás fluidos, sobre pasar el millaje, etc. Los coches modernos suelen traer alertas en el tablero para indicar ciertas averías. Cuando alguna se enciende se debe atender tomando las medidas que sean necesarias, de lo contrario, podría enfrentarse a que falle todo el motor.

La calidad del aceite también es importante para que funcione correctamente, si el lubricante se encuentra en mal estado, el desgaste de las piezas será mucho más. Por otro lado, esa suciedad se acumula con el tiempo en el filtro y se taponea si no se cambia cuando es debido. Entonces, lo usual es hacerlo con cada cambio de aceite.

El aumento de la temperatura es otro férreo enemigo por el cual muchos de los sistemas se saturan y presentan fallas, además se rompen los casquillos de biela, se arquean las levas, los taqués y demás piezas metálicas rozan en exceso, en fin se desgata todo el motor prematuramente. Hasta que se gripa el motor, que quiere decir que se rompe, algunas piezas llegan a fusionarse.

Suena bastante terrorífico. Si ya ha caído en desgracia y no le es posible comprar un motor, lo mejor es vender coche para desguace, así no lo tendrá ocupando espacio, ni estorbando y podrá sacarle provecho hasta el final.